MEMORIAS, MUJERES Y ZAPATOS


PANTALLAZOS DEL SUR
MEMORIAS, MUJERES Y ZAPATOS


MUJERES. HISTORIAS DE ORDINARIA UTOPÍA

MARIANELA
1978. San Salvador.
El arzobispo (Oscar Arnulfo Romero) le ofrece una silla. Marianela prefiere hablar parada. Siempre viene por otros; pero esta vez, Marianela viene por ella. Marianela García Vilas, abogada de los torturados y los desaparecidos de El Salvador, no viene esta vez en busca de la solidaridad del arzobispo para alguna de las víctimas de D’Aubuisson, el Capitán Antorcha, que tortura con soplete ... Esta vez tiene algo personal que decirle. Con toda suavidad, cuenta que los policías la han secuestrado, atado, golpeado, humillado, desnudado –y que la han violado. Lo cuenta sin lágrimas ni sobresaltos, con su calma de siempre, ...
-No quiero saber –dice (el arzobispo), y se le rompe la voz.
El arzobispo Romero, que siempre da consuelo y amparo, está llorando como un niño sin madre y sin casa. Está dudando el arzobispo Romero, que siempre da certeza, la tranquilizadora certeza de un Dios neutral que a todos comprende y a todos abraza.
Romero está llorando y dudando y Marianela le acaricia la cabeza.

De Eduardo Galeano, Memoria del fuego (III), El siglo del viento, Ediciones del Chanchito, Uruguay, octubre 1987, (publicación original de Siglo Ventiuno), pp. 294, 295.

CINCO MUJERES BOLIVIANAS
1978. La Paz.
–El enemigo principal, ¿cuál es? ¿La dictadura militar? ¿La burguesía boliviana? ¿El imperialismo? No, compañeros. Yo quiero decirles estito: nuestro enemigo principal es el miedo. Lo tenemos adentro.
Estito dijo Domitila en la mina de estaño de Catavi y entonces se vino a la capital con otras cuatro mujeres y una veintena de hijos. En Navidad empezaron la huelga de hambre. Nadie creyó en ellas. A más de uno le pareció un buen chiste:
–Así que cinco mujeres van a voltear a la dictadura.
El sacerdote Luis Espinal es el primero en sumarse. Al rato son mil quinientos los que hambrean en toda Bolivia. Las cinco mujeres, acostumbradas al hambre desde que nacieron, llaman al agua pollo o pavo y chuleta a la sal, y la risa las alimenta. Se multiplican mientras tanto los huelguistas de hambre, tres mil, diez mil, hasta que son incontables los bolivianos que dejan de comer y dejan de trabajar y ventitrés días después del comienzo de la huelga de hambre el pueblo invade las calles y ya no hay manera de parar esto.
Las cinco mujeres han volteado la dictadura militar.

De Eduardo Galeano, Memoria del fuego (III), obra citada, p. 295.

LAS HERMANAS MIRABAL. TIEMPO DE MARIPOSAS
25 de noviembre de 1960. República Dominicana.
De las hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), Minerva usaba Mariposa como seudónimo para su actividad política, de ahí que las Mirabal también sean conocidas como las Mariposas por el movimiento popular y feminista de la República Dominicana, que históricamente ve en ellas un símbolo de lucha y resistencia.
En julio de 1981, el 1er Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe celebrado en Bogotá (Colombia) declara el 25 de noviembre como Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer. Se eligió ese día para conmemorar la fecha del violento asesinato de las hermanas Mirabal, las tres activistas políticas que fueran asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por manos de la policía secreta del dictador Rafael Trujillo en la República Dominicana. Sus cadáveres destrozados aparecieron en el fondo de un precipio. Junto con ellas fue asesinado también Rufino de la Cruz, chofer del vehículo en el que viajaban.
Las Mirabal están enterradas en el paraje Ojo de Agua, en las afueras de la ciudad de Salcedo, en la provincia actualmente denominada Hermanas Mirabal, República Dominicana.

DÍA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA A LA MUJER
DÍA DE LAS MARIPOSAS

El 17 de diciembre de 1999, a través de la resolución 54/134, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y ha invitado a los gobiernos, las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales a que organicen en ese día actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto al problema de la violencia contra la mujer.
“Vivir sin miedo y sin violencia es nuestra propuesta”, dice Graciela Leguizamón,
y reflexiona,
en página nueva, audiovisual (4’56”):
VIVIR SIN MIEDO Y SIN VIOLENCIA

MEMORIAS. EL PARQUE DE ZAPATOS

Oscar Arnulfo Romero
24 de marzo de 1980. San Salvador.
La ofrenda del arzobispo Oscar Arnulfo Romero. Ayer, domingo, el arzobispo exhortó a los policías y a los soldados a desobedecer la orden de matar a sus hermanos campesinos. En nombre de Cristo, Romero dijo al pueblo salvadoreño: Levántate y anda.
Hoy, lunes (24 de marzo de 1980), el asesino llega a la iglesia escoltado por dos patrulleros policiales. Entra y espera, escondido detrás de una columna. Romero está celebrando misa. Cuando abre los brazos y ofrece el pan y el vino, cuerpo y sangre del pueblo, el asesino aprieta el gatillo.
De Eduardo Galeano, Memoria del fuego (III), obra citada, p. 311.

El Parque de Zapatos
30 de marzo de 1980. San Salvador.
Desde las primeras horas de la mañana del 30 de marzo comenzaron a concentrarse en la Plaza Cívica (Gerardo Barrios), situada frente a la catedral metropolitana de San Salvador, miles de salvadoreños llegados allí para rendir un último homenaje a su arzobispo Romero.
En las gradas de la catedral se celebraba la misa y cuando ésta había llegado a la homilía, en la plaza se oyeron una, dos, tres explosiones. No eran los petardos de último saludo. Inmediatamente los disparos. La multitud, aproximadamente cincuenta mil personas, se precipitó despavorida hacia el lado contrario al que sonaban los disparos y contra la verja de la catedral. Durante largos minutos continuaron escuchándose disparos, explosiones de bombas, todo ello mezclado con los gritos de la gente y con las sirenas de la Cruz Verde, que comenzaba a asistir a los heridos. Alrededor de cuarenta muertos y muchísimos heridos quedaron en la Plaza Cívica. Allí también habían quedado abandonados miles de zapatos del pueblo salvadoreño.

Parque de Zapatos

Nora Méndez nos explica su conmemoración de ese día: “El Parque de Zapatos, es un evento participativo y una instalación participativa también, de zapatos viejos regados por la Plaza Gerardo Barrios, en recordación de dicha masacre. El Parque de Zapatos es una mirada hacia el pasado de horror que vivimos y el nuevo presente que continúa siendo de miseria, exclusión y violencia. Un presente en el que las luchas y muertes ofrendadas por miles de salvadoreños, lograron acabar con la dictadura militar pero urgen continuar para estirpar el cáncer de la dictadura económica que sume día con día en la miseria a millones de familias, así como las expulsa de su propio país por no haber trabajo”.
Texto completo de la iniciativa:
en página nueva:
PARQUE DE ZAPATOS

Parque de Zapatos (y Mariposas)
25 de noviembre de 2010. Calí, Colombia.
Dejando atrás las huellas de las violencias,
así quisieron conmemorar en Calí el Día Internacional de Lucha contra la Violencia a la Mujer.
“Entre las actividades que se van a realizar en el marco de la No violencia contra las mujeres, hemos propuesto una instalación con zapatos de mujeres y niñas. La idea es que el jueves 25 de noviembre pongamos muchos zapatos, ...”
Texto completo de la iniciativa:
en página nueva:
DEJANDO ATRÁS LAS HUELLAS DE LAS VIOLENCIAS

MUJERES. NOMBRE, DE PERSONAS
Mujeres. Nombre, de personas, femenino, plural.
Poesías, diccionarios, gramáticas y aledaños.
Aproximaciones musicales e idiomáticas a un tema que sólo apenas es idiomático.
Con la poesía de Gioconda Belli (Nicaragua), “Y Dios me hizo mujer”,
y de Mario Benedetti (Uruguay), pocos de los formidables haikus de su libro “Rincón de haikus”.
Con algunos apuntes lingüísticos (también aproximados).
Con imágenes a las que acompaña el estupendo cantar de
Ana Prada (Uruguay):
1) Soy pecadora,
2) Tu vestido,
3) Adiós.

Abrir en página nueva, audiovisual (10’49”):
MUJERES. NOMBRE, DE PERSONAS




*****

1 comentario:

  1. Excelente video, como cada uno de tus trabajos, y desde ya te digo Héctor que me honra tenerte cerca en Banya08. muchas gracias!!!! un cariño y hasta siempre

    ResponderEliminar