AYER ES HOY
¡A REDOBLAR!
LATINOAMERICA SETIEMBRE 2009


Latinoamérica
Setiembre de 2009

Conmemoración

EL AYER ES HOY
Conmemorar es mirar hacia atrás
y exigir debida justicia.
Conmemorar es recordar el proyecto de barbarie
y decir,
hoy,
¡Nunca más!
Conmemorar es proponer hoy,
para hoy y para mañana,
un proyecto de vida
para niños, mujeres y hombres:
que puedan vivir como tales.
Por eso conmemoramos.

VIENTOS HONDOS DE AMERICA
Vientos de la memoria.
De ayer y de hoy.
Voces viejas, voces niñas,
voces que cantan,
con nosotros,
hoy,
cantan.


Sería injusto nombrar pueblos y territorios,
porque seguramente muchos quedarían
sin ser nombrados en la larga lista,
por eso nombro sólo al pueblo de Honduras
y a mi pueblo del Uruguay,
y en esos dos nombres nombro a todos
y a todos les dedico estos
Latidos.



El ayer es hoy

La memoria
de León Gieco
"El engaño y la complicidad
de los genocidas que están sueltos...
Todo está guardado en la memoria,
sueño de la vida y de la historia."

A redoblar
Volverá la alegría
a enredarse con tu voz.
A medirse en tus manos
y a apoyarse en tu sudor.
Borrará duras muecas pintadas
sobre un frágil cartón de silencio
y el aliento de murga saldrá.
A redoblar,...
A redoblar muchachos esta noche.
A redoblar,
cada cual sobre su sombra,
cada cual sobre su asombro,
a redoblar, desterrando,
desterrando la falsa emoción,
el "la-la-la", el beso fugaz,
la mascarita de la fe.
A redoblar muchachos que la noche
nos presta sus camiones
y en su espalda de balcones
y zaguán, nos esperan,
nos esperan otros redoblantes,
otra voz, harta de sentir
la mordedura del dolor.
A redoblar muchachos la esperanza.
Que su latido insista
en nuestra sangre
para que ésta nunca olvide su rumbo.
Porque el corazón no quiere
entonar más retiradas.
Porque el corazón no quiere
entonar más retiradas
.

¡A REDOBLAR!
En un momento tan particular del Uruguay
y de América,
cuando el redoblar se oye desde México a Buenos Aires,
cuando el tam tam resuena desde Suecia hasta Australia,
desde el ombligo hasta el culo del mundo,
quise cantar este ¡A redoblar!

Cantarlo de viejo, junto a los viejos que murieron
y viven con sueños jóvenes,
cantarlo junto a los niños,
como el que encontré hoy en el ascensor de un supermercado,
al que le dije: dos y uno,
y le brillaron los ojos y dijo: tres,
y de nuevo yo: sos un genio.

Por lo que siempre y ahora soñamos:
vivir niños, mujeres y hombres,
vivir dignos,
con la suerte de nuestra suerte,
tan poca y tanta,
de ser hijos del viento,
de ser hijos, con padres ciertos y muchos,
de tierras americanas.
¡A redoblar!
Un abrazo,
Héctor

Abrir en página nueva:
LATIDOS - A REDOBLAR



No hay comentarios.:

Publicar un comentario