TEJIENDO MEMORIAS


A LAS CINCO EN PUNTO
27 de junio - 11 de julio de 1973
Huelga general
contra el golpe de Estado en Uruguay.
*

Concluyendo el documental dice Aurelio González comentando esos hechos:
... la solidaridad, la fraternidad, se daban a tope,
y eso siempre es maravilloso.

*

Ayer en el hoy, Memoria para el futuro.
Identidad y cultura del pueblo uruguayo.


A LAS CINCO EN PUNTO
Documental (55’45”).
Realización y Guión: José Pedro Charlo;
Investigación y Guión: María Eugenia Jung, Universindo Rodríguez.

*


*

Reseña
El 27 de junio de 1973,
el presidente uruguayo Juan María Bordaberry,
con el apoyo de las Fuerzas Armadas,
decreta la disolución del Parlamento
y la instalación de un Consejo de Estado.

La noticia se interpretó por igual en todos lados: golpe de Estado en Uruguay.
La Convención Nacional de Trabajadores, dando cumplimiento a una decisión tomada años antes, llamaba ese mismo día a la huelga general con ocupación de los puestos de trabajo.
Para contar esta historia fue necesario recuperar materiales de archivos fílmicos y fotográficos que habían permanecido dispersos durante años.
El rescate de los testimonios tuvo que sortear el hecho de que muchos protagonistas de la huelga general fueron desaparecidos por la dictadura, como León Duarte, Manuel Liberoff y Hugo Méndez. Otros murieron en la tortura, como Nibia Sabalzagaray, o después de años de cárcel y exilio, como Gerardo Cuesta, Héctor Rodríguez y Félix Díaz.
Durante quince días los trabajadores de este pequeño país del Sur sostuvieron una de las más firmes y prolongadas acciones de masas contra la maquinaria de las dictaduras que avanzaba sobre el territorio latinoamericano.
El documental recupera para la memoria histórica de América Latina esta trascendente acción de desobediencia civil protagonizada por los trabajadores uruguayos nucleados en la CNT. El relato se desarrolla sobre dos ejes: el testimonio de los protagonistas y el de los que registraron los hechos. Estos ejes se complementan con el desarrollo de una rigurosa investigación histórica que sustenta y enriquece los testimonios recogidos.
A las cinco en punto
es la recuperación de un hecho histórico y social trascendente,
es un documental contra el olvido,
es memoria viva de las luchas y esperanzas de los pueblos latinoamericanos.
*

Ficha técnica
Documental
Realización y Guión: José Pedro Charlo
Investigación y Guión: María Eugenia Jung, Universindo Rodríguez
Fotografía y Cámara: Álvaro Mechoso | Foto Fija: Daniel Sosa
Sonido : Daniel Yafalián | Edición: Jorge García | Gráficos: Julián Rodríguez
Asistente de producción: Andrés Mechoso | Asistente de Cámara: Cristian Quijano
Transporte: Gerardo Riet
Producción: Memoria y Sociedad
Duración: 55’40” | Uruguay | Año: 2004.
*

Palomita Sutel

Mural en la sede de SUTEL - Montevideo
*

A las cinco en punto de la tarde
ya luchan la paloma y el leopardo
a las cinco de la tarde

y el gentío rompía las ventanas
a las cinco de la tarde


Federico García Lorca, Llanto por Ignacio Sánchez Mejías,
I, La cogida y la muerte,
1935.
*

“A las cinco de la tarde” repite como un péndulo la poesía de Federico García Lorca,
parte de cuyo texto se recita en el documental durante las escenas de la manifestación.
“A las cinco en punto de la tarde” fue la consigna difundida boca a boca en Montevideo y a través de Radio Sarandí, donde Rubén Castillo, en su popular programa radial Discodromo, repetía la lectura del poema. Se convocaba así para una gran manifestación popular contra la dictadura, para encontrarse a las cinco en punto en 18 de Julio, la antigua y principal avenida de Montevideo, entre la (Plaza) Libertad y la (Plaza) Independencia.
*

A las cinco en punto
A todos ellos, a todo un pueblo.
A quienes durante años han creído en la utopía,
a quienes siguen creyendo,
a los nadie,
a los sin nombre,
que han sabido mirar más allá de sus propias vidas.
*

REPIQUES Y REDOBLES DE LA MEMORIA
En Argentina, las locas de Plaza de Mayo,
serán ejemplo de salud mental,
porque ellas se negaron a olvidar
en los tiempos de la amnesia obligatoria.


Eduardo Galeano, El derecho de soñar
*
A mí me costó mucho encontrar una fotografía
para ponerme en el pecho ...

No tener las fotos de la familia
es como no formar parte de la historia de la humanidad ...


Película La ciudad de los fotógrafos
*

Memoria en la pantalla
Documentales y películas que por su género contribuyen a narrar
el hoy y la historia reciente de América Latina.

Enlace con una lista de películas:
Cine. Repiques y Redobles de la Memoria
*

Gonzalez recuperando

Aurelio González recuperando las fotos
Montevideo, enero de 2006.

***

TEJIENDO MEMORIAS


COLCHAS DE RETACITOS

Tienen la fuerza. Podrán avasallarnos.
Pero no se detienen los procesos sociales,
ni con el crimen, ni con la fuerza.
¡La historia es nuestra! Y la hacen los pueblos.


Salvador Allende, Ultimo discurso,
11 de setiembre de 1973.
*

Las Tejedoras

Memoria para armar - Las Tejedoras (1)

Mantas traperas, colchas de retacitos de la Memoria
Se tejen y se hacen de tantas maneras.
Testimoniando o sosteniendo a los testigos de un proceso; participando o dando una charla; leyendo, pasando, regalando o escribiendo un libro; escuchando o narrando historias, como periodista o como lector, como juglar o como oyente; para que esas historias no se pierdan, para que sobrevivan; hilvanando los retacitos unos con otros, armando hasta los mínimos detalles de cada historia y de cada persona, que no queden huecos, intersticios ni olvidos, que poco a poco flameen los colores de la verdad y la justicia.

Extraños y hermosos retacitos, extrañas y hermosas colchas de la Memoria. Se pueden cantar en las plazas o escuchar por la radio en casa, representar en el teatro o publicar en la red, ser letra de murga o repicar como un candombe; se pueden enviar por correo, contar por teléfono, por la calle o donde sea, diciéndoles a familiares, amigos, vecinos y compañeros de trabajo:
Sabés, por ellos, por todos,
comparto contigo esta manta para abrigar la Memoria, de ellos, de todos nosotros...


***

1) RETACITOS DE MEMORIA COLECTIVA
No hay que perder jamás la esperanza
y tampoco la decisión de luchar.
María Ester Gatti


María Ester Gatti
*

Mensaje enviado por Mariela
y que me reenviara un amigo.

---------- Mensaje reenviado ----------
De: Mariela Salaberry
Asunto: El libro “Mariana, tú y nosotros”

Queridos todos:
En agosto del ’93, se publicó el libro “Mariana, tú y nosotros”,
presentado en el Teatro Circular.
Se trata de una larga entrevista que realicé a María Ester.
Fue una edición pequeña hecha por Banda Oriental
y como es lógico, luego de tanto tiempo, ya no se encuentra en librerías.
Por eso, gracias a una gran mano que me dio una compañera,
decidí ponerlo en internet para que el que necesite datos o lo que sea, los tenga a mano.
Cada tanto me lo piden y es una complicación porque solo me queda uno;
hay que fotocopiar, etc.
Por supuesto, la vida ha superado con creces la vigencia de este libro.
Pero es un documento más que se suma a la memoria colectiva.
Así que les mando los enlaces donde lo pueden encontrar si les interesa.
Hay que hacer un solo clic en una de estas direcciones:

http://issuu.com/mariela.salaberry/docs/mariana_zaffaroni

http://es.scribd.com/doc/105253183

Algo tardío me dirán. Y sí.
Un abrazo grande
Mariela

Mariana, tú y nosotros

Mariela Salaberry, Mariana, tú y nosotros.
Diálogo con María Ester Gatti
,
Banda Oriental, Montevideo, 1993
*

MARÍA ESTER GATTI. HASTA SIEMPRE COMPAÑERA
Enlace audiovisual (10’29”):
María Ester Gatti. Hasta siempre compañera



*

POR ESOS OJOS
Ficha sintética de la película
Dirección: Virginia Martínez (Uruguay) y Gonzalo Arijón (Uruguay/Francia)
Producción: Francia/Uruguay, 1997, Documental, 1h:02m
Sinopsis: La obra narra los esfuerzos realizados por María Ester Gatti a lo largo de casi dos décadas para reencontrar a su nieta Mariana Zaffaroni, secuestrada a la edad de dieciocho meses, junto con sus padres Jorge Roberto Zaffaroni y María Emilia Islas (desaparecidos). La narración permite también documentar las operaciones conjuntas entre fuerzas militares argentino – uruguayas, en el marco del Plan Cóndor, llevadas a cabo para la detención de sus padres y la apropiación de la niña en 1976.

“Por esos ojos”, enlaces para la película completa, en 7 partes (1h:01’26”)

Partes     Parte 1     Parte 2     Parte 3     Parte 4     Parte 5     Parte 6     Parte 7  
Duración   9’30” 9’31” 9’37” 9’32” 9’32” 9’37” 4’07”


*

están en algún sitio / nube o tumba
están en algún sitio / estoy seguro
allá en el sur del alma


Mario Benedetti, Desaparecidos
*

MARIA EMILIA ISLAS GATTI
23 años, uruguaya, desaparecida en Buenos Aires,
Barrio Parque Chacabuco, 27/09/1976,
fue vista en «Automotores Orletti»,
casada con Jorge Roberto Zaffaroni (desaparecido),
una hija (Mariana, desaparecida y recuperada).

En la página de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos,

consultar María Emilia Islas

JORGE ROBERTO ZAFFARONI CASTILLA “CHARLETA”
23 años, uruguayo, estudiante de Magisterio,
desaparecido, detenido en Buenos Aires, en su domicilio,
Venezuela N° 3328, Barrio Parque Chacabuco, 27/09/1976,
reclusión en Centro clandestino de detención «Automotores Orletti»,
casado con María Emilia Islas (desaparecida),
una hija (Mariana, desaparecida y recuperada).

Jorge Zaffaroni es detenido cuando se dirigía a su casa por varias personas vestidas de civil,
fuertemente armadas, que no se identificaron. Fue conducido a su departamento, donde se montó una “ratonera” hasta la llegada de María Emilia Islas (esposa)
y Mariana (su hija de 18 meses), quienes son detenidas.
El apartamento fue saqueado.
Mariana Zaffaroni fue apropiada por el represor Miguel Ángel Furci.

Testigos: Manuel Casella y esposa (vecinos de apartamento),
Beatriz Barboza (detenida en “Automotores Orletti”, sobreviviente).
Testimonio de Beatriz Barboza: (…) Viviendo con mi esposo en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, desde enero de 1974, con residencia legal en ese país; soy detenida en 30 de setiembre de 1976, a las 7 AM, en la vía pública por personas de civil, armadas, que me encañonaron con un arma de fuego, sujetándome de los brazos y amenazándome para que no gritara me introdujeron en un coche (...).
Posteriormente me trasladan a otra habitación donde al entrar escucho voces de niños. Soy obligada a sentarme por el hombre que me llevaba en un colchón en el piso y soy instruida de que no hable, no me mueva y no mire. En ese momento, cuando entré en la habitación uno de los niños pregunta “¿y ella quién es?” y la vos que reconozco como la de María Isla de Zafaroni, contesta, “es la tía Bety”.
Estando sentada es que Emilia se ubica a mi lado y con gran excitación y en forma apresurada me dice que ella, su esposo Jorge Zafaroni Castilla y su hija, Mariana Zafaroni Islas, fueron detenidos en 27 de setiembre de 1976 en una casa. Me relata además que su esposo Jorge Zafaroni estaba siendo “salvajemente torturado” desde ese día, para que proporcionase información sobre otros uruguayos, pero que aún estaba con vida. Y que con ella estaban los mellizos Julien Grisonas; que posteriormente aparecieron abandonados en una plaza de la ciudad de Valparaiso, Chile; y su madre Victoria Grisonas de Julien, además se encontraba una mujer de nacionalidad paraguaya, también detenida.
Tiempo después siento que Emilia es sacada para prepararle la comida a los niños.
Testimonio de Orestes Vaello (miembro del Batallón 601): La persona que ejecutó la orden de detención fue un suboficial del Ejército Argentino, el cual testimonió que dicha orden era un pedido del Servicio de Inteligencia exterior, y que en Orletti, Zaffaroni fue interrogado por personal del Servicio de Inteligencia uruguayo conjuntamente con personal del SIDE argentino.
Luego se le dio destino final, seguramente la muerte.

Casos conexos: Detención y desaparición de María Emilia Islas Gatti de Zaffaroni (esposa). Secuestro de Mariana Zaffaroni (hija). Detenciones y desapariciones de treinta integrantes del PVP (Partido por la Victoria del Pueblo) producidas entre el 05/04 y el 04/10/1976.
Desaparición de cuatro niños posteriormente recuperados.
Traslado: Presuntamente a Uruguay, sin determinar. Fecha: Probablemente 05/10/1976.

Comisión para la Paz. Anexo 6.2 (10/04/2003).
La Comisión para la Paz considera confirmada la denuncia sobre desaparición forzada del ciudadano uruguayo JORGE ROBERTO ZAFFARONI CASTILLA porque ha recogido elementos de convicción relevantes que permiten concluir que:
1. Fue detenido el día 27 de setiembre de 1976, a las 18 horas,
al llegar a su domicilio de la calle Venezuela 3328, Capital Federal, Buenos Aires,
por fuerzas represivas que actuaron en el marco de un procedimiento
no oficial o no reconocido como tal.
2. En el propio domicilio y por las mismas personas, fue detenida su esposa –María Emilia Islas también desaparecida– y su hija Mariana Zaffaroni Islas de 1 año y medio de edad,
quien fuere apropiada por uno de los represores y recuperada en el año 1992.
3. Estuvo detenido –junto a su mujer e hija–
en el centro clandestino de detención «Automotores Orletti».
4. Fue probablemente “trasladado”, con destino final desconocido,
antes del día 6 de octubre de 1976.

Informes de las Fuerzas Armadas.
Fuerza Aérea Uruguaya al Presidente de la República (08/08/2005).
Vuelos de personas detenidas en Buenos Aires y trasladadas a Montevideo.
De acuerdo a la información recabada se realizaron dos vuelos,
probablemente el primero el 24 de julio y el segundo el 5 de octubre de 1976,
partiendo desde el Aeropuerto Jorge Newbery en Plataforma de Aviación General de la ciudad de Buenos Aires en la República Argentina, con destino al Aeropuerto Internacional de Carrasco
en Plataforma de la entonces Brigada de Mantenimiento y Abastecimiento.
Estas operaciones aéreas fueron ordenadas por el Comando General de la Fuerza Aérea, a solicitud del Servicio de Información de Defensa (S.I.D.) y coordinadas por ese servicio.
El motivo de dicha coordinación, se dispuso que las tripulaciones involucradas recibieran las órdenes del destino de la misión luego de haber decolado, a efectos de cumplir con el traslado de los detenidos, que termino haciéndose
desde el Aeropuerto Jorge Newbery hasta el Aeropuerto Internacional de Carrasco.
Las tareas de embarque, desembarque y posterior traslado estaban a cargo del S.I.D., desconociendo las tripulaciones la cantidad e identidad de los pasajeros,
ya que los tripulantes debían permanecer aislados en la cabina de vuelo de la aeronave
durante el transcurso de las operaciones.
La investigación no ha permitido conocer
la realización de otros vuelos con idéntica finalidad.

Fuente: Rico, Álvaro (coord.),  Investigación Histórica sobre Detenidos-Desaparecidos ,
Actualización, Publicación digital, 2 Tomos,
Presidencia de la República Oriental del Uruguay, 2011.
Edición completa de la obra, en dos tomos, en formato .pdf.

Tomo II. Sección V. Fichas personales y anexos.  1.2 Argentina .
Pulsando en el enlace se descarga un archivo comprimido
con las Fichas, en formato .pdf, de uruguayos desaparecidos en Argentina.

***

2) GRIETAS EN EL SILENCIO
Nuestro solo derecho es empezar otra vez
bajo la luz del sol sereno


Juan Gelman, Otras partes
*

GRIETAS EN EL SILENCIO
Una investigación sobre la violencia sexual en el marco del terrorismo de Estado.
Introducción y edición a cargo de Marta Vassallo, Rosario (Argentina), 2011,
CLADEM (Comité de América Latina y el Caribe
para la Defensa de los Derechos de las Mujeres),
INSGENAR (Instituto de Género, Derecho y Desarrollo).

La versión integral del libro
se puede descargar (en formato pdf)
desde el siguiente enlace:
GRIETAS EN EL SILENCIO
*

TEJIENDO MEMORIAS
En marzo de este año, con días de cielos a veces nublados pero aún con tantos días llenos de colores que estallan en nuestros ojos, en un juzgado de Montevideo (juzgado penal de 16to. turno, 5º piso de la calle Misiones 1469, entre 25 de Mayo y Cerrito) un grupo de mujeres comenzó a presentar denuncias por violencia sexual en el período de la dictadura
y terrorismo de Estado en el Uruguay.
Desde hace meses el grupo se había preparado para seguir abriendo grietas en el silencio, para continuar tejiendo memorias que permitan a la comunidad entera del pueblo uruguayo enfrentar su historia con verdad y justicia,
el único modo real para sanar heridas y construir futuro.
Heridas personales y comunitarias muy hondas, heridas que ellas sufrieron personalmente y que vuelven a sufrir pensando en nuestro futuro. Así se lee en los abrazos que antes de pasar a declarar le dan a cada una de ellas las demás compañeras del grupo, los familiares y amigos presentes; así se lee en los rostros felices de cada una cuando salen de la sala donde ante el juez han presentado su denuncia; así se lee en los nuevos abrazos,
primero a ella que ya ha hecho su declaración,
y luego abrazos en brindis, y son sonrisas de calma serena que logra por fin superar los tantos dolores; sonrisas y abrazos y también antiguos llantos que por fin afloran, que por fin estallan como fuegos artificiales entre los presentes, superando ese pequeño espacio del juzgado.
Mientras declara cada una de las denunciantes, quienes esperan continúan tejiendo memorias,
porque hay siempre hilitos que han quedado sueltos,
porque hay siempre necesidad de seguir diciendo
Nunca más y construir futuros.
*

Antígona Oriental

Antígona Oriental
Ultima función en el Teatro Solís,
5 de febrero de 2012

***

Fotografías, créditos:
(1) Memoria para armar. Galería de imágenes:  Las tejedoras

***

LATIDOS Y CANTARES


* PABELLON DE LA MADERA AÑEJA *
LATIDOS, MUSICA Y CANTARES
DE TIERRAS AMERICANAS

SINTONIZA LOS CANALES DE LAS SALAS Y SALITAS
Y DEL PATIO DE LAS PALMAS.
Algunas indicaciones para "moverse" en esta página.
El músico anuncia la temática musical de cada canal.
* Selecciona con un clic pulsando en la imagen del músico
o en el título de la temática elegida.
* CANALES - Trovadores de América, ...


* * *

Torres García - Nuestro norte es el sur
LATINOAMERICA
AL REVES Y
AL DERECHO
Página inicial


En cualquier momento,
el modo para ir a la PAGINA INICIAL es siempre
* un clic en "Nuestro norte es el sur",
la imagen con la tinta de Joaquín Torres García.

* * *

CARNAVAL, MURGA Y CANDOMBE


A mi gente.
Carnaval,
Murga y Candombe.
Bailando y cantando leyendas


En el cuadro siguiente,
los vídeos se pueden seleccionar con un clic,
pulsando tanto sobre la imagen,
como sobre el título de los mismos.
Las piezas musicales que forman parte de cada obra
se indican en la columna "Audio" y sus relativos
artistas en la columna "Intérprete".

Vídeo - Título Audio Intérprete Duración
A mi gente.
Chiquillada.
El Sabalero
1) A mi gente
2) Chiquillada
José Carbajal,
'El Sabalero'  
6'43"
Carnavales. Murga.
Juntos,
los sueños son posibles  
1) La canción de mi pueblo  
2) La compañera
Murga
Araca La Cana  
5'08"
Carnavales y Candombes.
Bailando Leyendas
1) Al son de los tambores
2) Silencio (parte)
3) Cuerda de tambores
1) Mariana Ingold
2) Murga Saltimbanquis
3) Morenada
8'16"
Carnavales y Margaritas.  
Cantando leyendas.
Murga
Presentación
Carnaval 2010
Murga La Margarita 6'29"
Llamadas,
Carnavales y Candombes.
Repicando Memorias
1) Bajó del árbol un tambor
2) Camino verde
3) Romance de las Llamadas  
4) Yacomienza
5) Cuerdas de tambores
1) Lágrima Ríos
2) Grupo del Cuareim
3) El Cuarteto
4) El Sabalero
5) La Figari, Yambo Kenia
15'46"
En vuelo.
Cometas y
Sueños de Carnaval
Despedida 2012
(cierre del espectáculo
de “4 en Línea”)
Murga
Curtidores de hongos
4'52"
Identidades y Pareceres.
Africa
en América
1) Jacinto Vera (candombe)
2) Candombe del mucho palo
Grupo Pareceres
y Jorge Do Prado
7'58"
La Celeste.
Cuando juega Uruguay.
Jaime Roos
Cuando juega Uruguay Jaime Roos 5'01"
Extrañas voces.
La isla de la gardenia azul.
Candombe
La isla de la gardenia azul
(candombe)
Camerata
Punta del Este
8'10"
Fantasías de los Farolitos
y un
Candombe para Gardel
Candombe para Gardel Camerata
Punta del Este
4'03"
Bailarines.
Danza y Candombe.
Un himno a la vida
Variaciones de Candombe
(n° 2)
Ruben Aldave 4'38"
Abre,
en visualización,
la lista completa.
Carnaval,
Murga y Candombe.
Bailando y
cantando leyendas
Identidades.
Música y canto
del Uruguay.
1h.
17'04"


***
A mi gente
Carnaval, Murga y Candombe.
Bailando y cantando leyendas.

El carnaval del Uruguay como fiesta,
como momento de encuentro popular,
un momento para narrar historias y esperanzas.
La antigua tradición del teatro callejero
encarnado en la murga
y el repique de los tambores del candombe
narrando la historia de Africa en América;
todo mezclado,
como es el sentir y la historia de un pueblo.
Se baila, se canta, se ríe y se llora,
porque en cada repique de las Llamadas,
en cada despedida de una murga,
se encierra una leyenda y una esperanza.

Dice Pedro Figari :
“Mi pintura no es ‘una manera de hacer pintura’
sino un modo de ver,
de pensar, de sentir y sugerir.”
Es decir, un lenguaje y una propuesta,
una mirada y un subrayado,
una lectura de la evidencia y,
fundamentalmente, de los intersticios;
cada imagen encierra ese pensar, ese sentir y sugerir,
y a cada imagen se le sobreponen nuestras sugerencias;
se reconstruyen historias y se recomponen identidades;
se recompone nuestra historia y nuestra identidad,
escuchando esas historias podemos seguir soñando futuros.

Quizás esta manera de mirar de Pedro Figari
sea también la síntesis del carnaval uruguayo,
de la murga y del candombe.
*

LLAMADAS, CARNAVALES Y CANDOMBES


REPICANDO MEMORIAS


Acuarela de Juan Carlos Amoretti

***

BAJÓ DEL ÁRBOL UN TAMBOR (*)
Bajó del árbol un tambor,
bajó del árbol un tambor
y a la danza enamoró,
y a la danza enamoró.
-
Y la danza bailó tierra,
bailó aguas, bailó tiempos.
Bailó tiempos, tantos tiempos
que al tambor, dicen, cansó.
-
Y una nube que aplaudía,
y una nube que aplaudía,
a la danza se robó,
a la danza se robó.
-
Y el tambor subió a su árbol,
y el tambor subió a su árbol,
y de allí rió y rió,
y de allí rió y rió.
-
Y de allí rió y rió,
rió y rió.


(*) Bajó del árbol un tambor, de Humberto Megget.
Versión musicalizada para candombe por Wáshington Carrasco,
interpretada por Lágrima Ríos.

***


Mural de Carlos Páez Vilaró, detalle,
Paseo de la Policía Vieja, Montevideo

***

YACOMIENZA (YACUMENZA) (*)
Callecitas de adoquines
te harán vibrar con su canto,
los negros de roncas voces,
los negros de duras manos.
Tan duras como la vida
de ese Sur montevideano
con sus rotos conventillos,
(piezas de cuatro por cuatro)
donde se amontonan hijos
y sueños casi castrados.
-
Al paso de las comparsas
se vuelve un infierno el barrio.
De los gastados pretiles
saluda el palomo macho
la danza de Rosaluna,
sobre el antiguo empedrado.
Tiritar de escobilleros,
(las lonjas vienen llamando)
y el enjambre de negritos
que son gorrioncitos pardos.
-
De las vías de Palermo
saltan recuerdos de antaño,
cuando la diosa Gularte
plumereaba su reinado
en los calientes febreros
con tamboriles quemados.
La noche de yacumenza
de vino se están pintando
y en el Convento del Medio
serpentean los volados.
-
Revolotear de abanicos
en las abuelas de barro,
quebrando los almidones
el parche de tantos años.
Cuando levanta el repique
se eriza el inquilinato,
y es el grito de esta raza
que se trepa a los tejados
para cantar sus cantares,
tan libres como los pájaros.
-
Con sus rotos conventillos,
(piezas de cuatro por cuatro) ...
la danza de Rosaluna,
sobre el antiguo empedrado ...
Tiritar de escobilleros,
las lonjas vienen llamando ...


(*) Yacomienza (Yacumenza)
Candombe de José Carbajal, el ‘Sabalero’

***


Oleo de Ruben Galloza, 1998

***

CANDOMBE. REPICANDO MEMORIAS
“El río oscuro del candombe encierra dentro suyo celebraciones antiguas, lenguajes insondables, temores y risas que son ecos.
El río cruzó el océano en las venas y la saliva de los negros esclavizados, en las pupilas abiertas por el asombro y el miedo, en el fondo maloliente del barco donde se hacinaron hombres, mujeres, dialectos, ritos, olores y enfermedades. Ríos que llegaron a Montevideo colonial y desembarcaron en sus casas, en la vida doméstica, en los mates y la conversación y que lentamente se fueron animando a ser domingo, a salir de las murallas. Ríos que se animaron a vestirse con la ropa vieja de sus amos, a sentirse libres en sus ‘naciones’, pequeños territorios donde reconstruyeron su identidad, sus jefes, sus dioses, sus nombres y donde aprendieron a no olvidar. Aquel ancestral, espejo profundo e íntimo donde se miraron y penetraron los esclavos africanos de Montevideo, comenzó a arder.
Ardió en sonido y bailes y fueron llamándolo candombe.
Ellos cuidaron ese fuego con orgullo, con celo,
sabedores que estaban custodiando su propia alma.”


Mauricio Ubal, en Suena Candombe, uno | dos,
2 CD (40 candombes),
Ediciones Ayuí/Tacuabé, Montevideo, 2010.

***

Audiovisual (15'45"), enlace:
LLAMADAS, CARNAVALES Y CANDOMBES. REPICANDO MEMORIAS
***


*Artistas mencionados. En el audiovisual se incluyen obras de los artistas uruguayos:
Juan Carlos Amoretti, Pedro Figari, Ruben Galloza,
Hugo Longa, Carlos Páez Vilaró y Joaquín Torres García.

*Música e intérpretes.
1) Bajó del árbol un tambor (música de Wáshington Carrasco,
letra de Humberto Megget), Lágrima Ríos,
2) Camino verde, Grupo del Cuareim,
3) Romance de las Llamadas (música de Marcel Chaves), El Cuarteto, (guitarras),
4) Yacomienza (Yacumenza), de y por José Carbajal, el ‘Sabalero’,
5) Cuerdas de tambores, Toques de calle (fragmentos),
por las comparsas La Figari y Yambo Kenia.

***

Galería de imágenes, enlace:
LLAMADAS, CARNAVALES Y CANDOMBES. REPICANDO MEMORIAS

***

RICARDO BLANCO ¡PRESENTE!


PANTALLAZOS DEL SUR
PANCARTAS DE LA MEMORIA

***

Mural en la sede de Sutel (1)
***
BUSCANDO A NUESTROS DESAPARECIDOS, TEJIENDO NUESTRA HISTORIA
El Equipo Argentino de Antropología Forense comunicó a la Secretaría de Seguimiento, dependiente de la Presidencia de la República, la identificación plena de la pertenencia de los restos óseos hallados en el Batallón 14. Los mismos son de Ricardo Alfonso Blanco Valiente desaparecido con fecha 15 de enero de 1978. La información fue comunicada a sus familiares directos y a la Asociación de Familiares Detenidos.
... Ricardo Blanco Valiente, cuyos restos fueron encontrados el pasado 16 de marzo en la “trinchera 199” de los terrenos pertenecientes al Batallón 14, había nacido el 27 de diciembre de 1938 en la ciudad de Mercedes, Soriano. Era propietario de un almacén en Montevideo y en su ciudad natal fue empleado de UTE.

Presidencia de la República Oriental del Uruguay
Comisión para la Paz, Secretaría de Seguimiento - 16/04/2012
Identificación de los restos óseos hallados en el Batallón 14
***

Hallazgo de los restos de Ricardo Blanco (2)
***
Ricardo Alfonso Blanco Valiente fue un trabajador agremiado a la Confederación Nacional de Trabajadores que vivió en Mercedes, Soriano,
y militó en el Partido Comunista Revolucionario.
Tenía 40 años al momento de su detención, un 20 de diciembre de 1978. Estuvo detenido y fue secuestrado mediante un operativo efectuado por tres personas vestidas de civiles, que se identificaron como miembros de las Fuerzas Conjuntas.
El estudio antropológico revela que murió en un escenario violento, pero aún no se puede precisar cuál. En el lugar se encontraron sus restos cubiertos por cal, dos bolsas abiertas de ese material, un casquillo de bala, restos de vestimenta y varios segmentos de tanza. Se encontraron algunas características antropométricas en su cuerpo que permitieron la identificación: un desvío lateral de su nariz, un traumatismo en el parietal izquierdo, una simetría en la mandíbula y una alteración al caminar o intenso uso de la pierna derecha, datos que aparecen en la “ficha antemortem”.
Si bien la junta médica dictaminará la causa y forma de la muerte, el laboratorio encontró tres lesiones en el fémur izquierdo, en el derecho y en la novena costilla derecha, pero por la complejidad de las lesiones aún está siendo analizada.
La comisión cuenta con datos para continuar las excavaciones en el predio del Batallón Nº 14 y en otros lugares. Hasta el momento, se continúa trabajando en la hipótesis de un cementerio clandestino en ese cuartel.
Las hijas de Ricardo Blanco, Cristina y Cecilia Blanco Lorido, informaron a la prensa que los restos de su padre serán enterrados en Mercedes. Recordaron que en el año 1984 los familiares realizaron la denuncia penal, que no avanzó a raíz de la Ley de Caducidad. Actualmente la causa está archivada.

Presidencia de la República Oriental del Uruguay
Comisión para la Paz, Secretaría de Seguimiento - 20/04/2012
Comisión para la Paz, Secretaría de Seguimiento - Declaraciones del 20/04/2012
***

Hallazgo de los restos de Ricardo Blanco (3)
***
TEJIENDO MEMORIAS


Memoria para armar (4)
***
Detención
Fecha: 15.01.1978.
Lugar: En su domicilio y almacén de su propiedad,
Carlos Ferreira Odetto Nº 4585, Montevideo. Uruguay.
Hora: 10.30 de la mañana.
Reclusión: Centro clandestino de detención “La Tablada”. (Según el informe del Comandante en Jefe del Ejército al Presidente de la República, estuvo en el centro de detención clandestino “La Casona”, en la Av. Millán Nº 4269 y Loreto Gomensoro).
Circunstancia: Tres personas vestidas de civil que se identifican como integrantes de las Fuerzas Conjuntas lo detienen y lo trasladan en un Ford blanco con techo negro vinílico, montando durante dos días una “ratonera” en el almacén. Allí también detienen a Á.G., luego que éste pasara por el almacén preguntando por el detenido; es trasladado en un Renault 12 de color rojo a “La Casona” y permanecerá desaparecido por cinco años.
Testigos: Alba Badano de González (sobrina), Jorge Homero González (esposo de la sobrina), Ángel Gallero (detenido).
Testimonios:
Testimonio de Jorge Homero González ante la Comisión Investigadora Parlamentaria sobre situación de personas desaparecidas y hechos que la motivaron: Efectivamente, fui testigo en el momento que llevaron a Ricardo. Ricardo es tío de mi esposa, que en ese momento era mi novia. Él tenía un almacén en la calle Ferreri Odetto 4575 y con mi novia habíamos puesto una especie de quiosquito. En ese momento yo estaba sin trabajo y vendíamos verduras y atendíamos la parte del quiosco.
Un domingo que estábamos ahí, llegaron tres personas vestidas de particular y preguntaron por Ricardo Blanco. El dijo: “Soy yo”. Y le dijeron: “Somos de las Fuerzas Conjuntas, tráiganos sus documentos”. Eso fue el 15 de enero de 1978, y recuerdo que fue un domingo alrededor de las 10 y 30, más seguramente entre 10 y 30 y 12. Entraron esas personas, una quedó en la puerta y otra, que era la de mayor edad, se dirigió a él y le dijo que lo tenía que acompañar. En ese momento había una o dos personas que eran clientes y le ordenaron terminar de atenderlos, las que luego se retiraron. Mientras tanto cerraron la puerta y a la gente que quería entrar les decían que estaba cerrado. A la otra persona que ayudaba en el almacén -que era Walter Aguilera- le dijeron que también tenía que ir. (...) Ricardo pidió para cambiarse porque estaba con chancletas y lo acompañaron al fondo, donde se puso los zapatos y le dijeron que tenía que ir. Pregunté qué hacía yo, porque no sabía cuál era mi situación. Entonces, me dijeron: “Usted se queda aquí”. Ricardo me dio el dinero y las llaves porque ellos así lo dijeron y me manifestaron: “Haga lo que quiera con el negocio, manténgalo cerrado o abierto; haga cómo quiera”. Cuando se lo llevaron, lo subieron a un auto que estaba parado unos metros más adelante y que era un Ford Falcon blanco que creo que tenía el techo negro, tipo vinílico (...). El lunes llegó el mismo que había estado de noche, junto con otro y dijeron que uno se iba a quedar ahí detrás durante cierto tiempo. Entonces se fue el que había estado antes y quedó ese nuevo detrás de unos estantes, en una especie de depósito. Tenía una especie de radio “walkie-talkie” grande y una ametralladora o metralleta. Nos dijo que atendiéramos normalmente y que si alguna persona preguntaba por Ricardo Blanco, le dijéramos que había ido para afuera y que no sabíamos dónde estaba. Eso mismo se repitió el martes con distintas personas. Ese día vino otra persona, que también se quedó, armada y con radio. El miércoles no entraron al comercio, a pesar de que estuvieron dando vueltas por ahí. De tarde llegó otra persona y preguntó por Ricardo. Le dijimos que no estaba y que había ido para afuera. Entonces dijo: “Gracias, hasta luego”. Cuando salió esa persona, entraron dos vecinas del barrio y dijeron: “Ahí tienen a uno tirado en el suelo”. Me asomé y vi que había un Renault 12 rojo y que esa persona que había entrado, que se llamaba Gaggero y que también era de Mercedes, estaba tirada en el suelo en la calle con las manos sobre la nuca y había dos o tres personas que le apuntaban con armas. Yo me asomé y me dijeron que me metiera para adentro. Entonces no vi más nada, hasta que todo se tranquilizó. (...) No tuvimos más noticias de Ricardo
.

Testimonio de Ángel Gallero ante el Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ): Ricardo cayó el 15, el 15 de enero. Yo tengo dudas si fue de mañana temprano o a medio día. Yo tenía que verlo a Ricardo a las 10 de la mañana, el domingo y no lo vi porque no fue. Tenía una plata para entregarle. Como él no fue, fui a pagarle el miércoles. Me para un Renault Rojo 12, en aquel momento era último modelo, ’78. Dos tipos con pistola. Me revisan, me preguntan de dónde soy, si de Montevideo o de otro lado. Me piden el carnet de trabajo. Le doy el de la fábrica, me hacen sentar en el cordón de la vereda. Ellos empiezan a hablar en código, dicen: “Rojo 13” y “Rojo Alfa”, otra cosa que dicen es: “Aquí Operativo Montoneros”. (...). Después que me detienen dicen: “primero lo vamos a llevar a La Casona”. (...) La primera vez que allí vi a Ricardo fue cuando hubo unos días que nos hicieron dormir juntos, en un momento nos decían “acuéstense”. Nos tiraron en una especie de descanso antes de subir una escalera. Nos ataban a mí, a Ricardo y a otro detenido Aguilera. (...) (Trasladado posteriormente a La Tablada). Supe que ese lugar era La Tablada por detalles que vi y luego confirmé (...). Allí también lo veo a Ricardo Blanco. Estábamos los tres juntos. Todos estábamos un poco deshechos pero estábamos parados. (...) Todo esto ocurrió en el año ’78, entre el 28 de enero y el 26 de febrero, que es el tiempo que estuve en La Tablada. (...). Ese día coincide que llega gente y al mismo tiempo gente de la marina. Siento que torturaban a una mujer. Los milicos hacen comentarios sobre la mujer que están torturando. (...) Entonces empiezan a llamarnos de a uno. Llaman a Aguilera, a Blanco. Cuando viene Blanco yo estaba sentado en la cama y él estaba sentado en la puerta, cerca de mí. Le pregunto “Ricardo, ¿para qué nos llevan arriba?”. Cuando me va a contestar viene un milico y no podemos hablar. (...). Ahí en La Tablada nos hacían hacer gimnasia, a veces, 10 minutos, pero era una tortura más. Un día estábamos haciendo gimnasia y viene ese Daniel con un mayor revisando a todos los presos. Nos revisan a todos, nos hacen agachar y yo por debajo de la venda veo a Ricardo que está delante de mí. Yo estaba con los pies quemados, todo golpeado, se me habían hecho como ampollas de sangre. Y no sabés lo que eran los otros. El 25 o 26 es de los últimos días que veo a Ricardo. Debe ser el 26 porque es la fecha con que yo figuro en el acta del Juzgado. De ahí me llevan al 13 (Batallón). Donde hay otros presos. Está también Aguilera. Ahí me meten en un calabozo y me desnudan, me revisan y me llevan encapuchado a una pieza. (...) A los 10 días más o menos me llevan al Juzgado a declarar. (...) Me devuelven al cuartel y luego van a buscarme para ir nuevamente al Juzgado donde me comunican que estoy procesado. Me preguntan por Ricardo, quién es, figura en el Acta. Yo contesto que es un detenido que estaba conmigo. Me dicen “¿dónde está?” No sé. “¿Pero estaba preso?” Sí. “¿Pero Ud. sabe que estaba preso?” Sí. Me reiteran la pregunta. Sí contesto, lo agarraron conmigo. Me hacen entonces una ampliación de Acta. (...).

Atribuido a: Junta de Comandantes en Jefe. Integrantes del Servicio de Información de Defensa (SID). Según testimonios de las víctimas, en “La Casona” intervinieron los soldados apodados “el Enano” y “Sandokan”, un enfermero al que llamaban “el Galgo”, un médico de nombre Martín Gutiérrez y el Capitán Martínez, encargado del celdario. En “La Tablada” intervinieron el oficial Luis A. Abraham (de Mercedes), Teniente Óscar Troya, un agente llamado “Daniel”, un médico de nombre Franco Durán (fue profesor en Mercedes) y otro militar de Mercedes apodado “el Chino”. Casos conexos: Operativo represivo contra militantes del Partido Comunista Revolucionario (PCR). Detención en Montevideo de Ricardo Blanco Valiente y otros militantes (15.01.1978). Detenciones y desapariciones en Buenos Aires de Carlos Federico Cabezudo Pérez, Juvelino Andrés Carneiro da Fontoura, Carolina Barrientos Sagastibelza de Carneiro (todos el 30.12.1977) y Célica Élida Gómez Rosano (03.01.1978).

Desaparición
Fecha posible de fallecimiento: 02-03.02.1978.
Lugar: Centro clandestino de detención “La Tablada” (Según el Informe Final de la Comisión para la Paz). Centro clandestino de detención “La Casona” (Según el Informe del Ejército al Presidente de la República).
Circunstancia: Muere a causa de las torturas (Informe de la Comisión para la Paz). Fallece a consecuencia de un «edema pulmonar» (Informe del Ejército).
Testigos: Ricardo Cohen (detenido).

Testimonios:
Testimonio de Alba Badano de González (sobrina) ante la Comisión Investigadora Parlamentaria sobre situación de personas desaparecidas y hechos que la motivaron: El señor Gaggero es uno de los testigos que lo vio en «La Tablada». El otro testigo que me dijo personalmente que había estado la noche en que murió en la tortura, fue Ricardo Cohen, quien preguntó más tarde quién había sido el que había muerto y le contestaron que había sido Ricardo Blanco. (...) Todo se debió a una declaración que hizo a través del diario «Dignidad». El día que lo leí me afectó enormemente porque esto destroza en un primer momento al que lo lee. Pienso que es verdad, que el día que decía el diario fue realmente cuando murió. Entonces fui a hablar con el señor Ricardo Cohen para preguntarle cómo era que sabía eso, y me contestó lo que ya dije.

Rico, Álvaro (coord.). Investigación Histórica sobre Detenidos-Desaparecidos,
Actualización, Publicación digital, 2 Tomos,
Presidencia de la República Oriental del Uruguay, 2011.
Tomo II. Sección V. Fichas personales y anexos.
1.1 Uruguay. A) Desaparecidos (fichas personales). Fichas B.
Edición completa de la obra, en dos tomos, en formato .pdf., en línea:
Rico, Álvaro (coord.). Investigación Histórica sobre Detenidos-Desaparecidos, Actualización, Publicación digital, 2 Tomos, Presidencia de la República Oriental del Uruguay, 2011.
***
*

¡SALUD COMPAÑERO!
Ricardo Blanco, fiel representante de la característica nacional de los antecedentes históricos de SUTEL, ingresó a la UTE en el año 1961, en la ciudad de Mercedes, Departamento de Soriano.
Comenzó a participar activamente en la tarea sindical, en la huelga de 1963 llevada adelante por AUTE, demostrando desde el principio su compromiso y su calidad intachable de militante. Culminada la huelga fue elegido como miembro de la Mesa Directiva de la filial Soriano, ocupando el cargo de Secretario, para luego, con la integración de todos los Departamento en el Congreso Nacional de Delegados, asumir la delegación de Soriano en dicho organismo directivo.
Teniendo en cuenta las diferentes facetas que algunas veces desarrollan los militantes sindicales del Interior, el compañero Blanco, con un claro perfil social, fue partícipe y organizador de una actividad, recordada aún con mucho cariño y agradecimiento, que desembocó en una “ocupación” de la Villa Soriano por 24 horas: se reclamaba al Ministerio de Educación y Cultura, la contratación de un ómnibus que permitiera el traslado de 40 estudiantes al Liceo de Dolores. Con mucho éxito, fueron recibidos por el Ministro logrando una resolución positiva… los adolescentes de Villa Soriano iban a poder llegar todos los días al Liceo, sin problemas.
Entre las múltiples tareas que desarrollaba se destacan su participación en la elaboración de un boletín departamental y en el mantenimiento de una audición radial “La Agrupación UTE y el pueblo”, cuatro días por semana, donde se trataban no solamente problemas de los trabajadores de usinas y teléfonos, sino la de todos los trabajadores
y por ende la de todo el movimiento sindical.
Llegando a junio de 1968, con la militarización de los trabajadores de UTE, fue detenido y trasladado a cuarteles de Mercedes y San José; luego de varios meses es liberado.
Años después, en plena dictadura, fue detenido el 15 de enero de 1978. Había instalado un pequeño comercio en Montevideo, y fue ahí dónde irrumpen las Fuerzas Conjuntas y comienza su viaje sin retorno.
Testigos aseveran su presencia en el centro de detención “La Tablada”. Uno de ellos, seguramente en medio del caos, pregunta quién había sido muerto
y le contestan: Ricardo Blanco.
En 2002, la Comisión para la Paz emite un informe que determina la tortura como causa de su muerte. El compromiso y el amor a la justicia no tienen límites cuando es fiel y verdadero: Ricardo Blanco lo ha demostrado.
Salud compañero.

SUTEL (Sindicato Unico de Telecomunicaciones)
SUTEL. 25 años de Sutel, Montevideo, 2010
Versión en línea (formato .pdf):
SUTEL. 25 años de Sutel, Montevideo, 2010
***
A pesar de los dolorosos recuerdos, nos queda la enorme satisfacción de haber caminado juntos, de haberlo conocido como un gran dirigente sindical, un notable padre de familia y un maravilloso ser humano. Con Ricardo muchas veces coincidimos y muchas veces discrepamos, pero fue un compañero que entró por la puerta grande de la historia, con la grandeza y la humildad de todos sus actos.

Revista “La vida de un Sindicato”, AUTE, Junio de 2000.
En Organo de prensa del PCR Uruguay: al pueblo La Verdad, Nº 40 / setiembre de 2000.
Página:
al pueblo La Verdad, Nº 40, setiembre de 2000
***

Mural en la sede de Sutel (1)
***
... “es causa de algo aquello que, suprimido, hace imposible la consecuencia”.
Por eso es que nos queda mucho por hacer para eliminar las causalidades de tantas consecuencias trágicas y repudiables.
Estos hechos -y todos lo sabemos-, no son producto de casualidades.
Cuando en la sociedad que vivimos rige la explotación del hombre por el hombre, todo tiene valor de cambio bajo las ambiciones perversas de la deformación humana.
Es también y sin duda muy ilustrativo, el célebre pensamiento de Miguel de Unamuno cuando decía que “el tigre no puede destigrarse, por su propia naturaleza, nace tigre y muere tigre, pero el hombre puede deshumanizarse”, y ponía como ejemplos de deshumanización, las masacres provocadas por el hombre tirando bombas, cohetes y todo tipo de artefacto destructivo en trágicas acciones criminales.
Por ello compañeros y para terminar, sentimos como necesario trasmitirles dos cosas: la primera y principal es que, para eliminar las causas que eliminen a su vez las consecuencias que determinaron estos hechos, hay que tomar como ejemplo de vida, el compromiso que con ella, asumió Ricardo.
No podremos jamás eliminar las consecuencias de la barbarie organizada en la sociedad humana, si no nos comprometemos a eliminar las causas que la provocan.
La segunda y recordando a Mario Benedetti, es que tenía razón cuando nos decía: “están en algún sitio, nube o tumba, están en algún sitio, estoy seguro, allá en el sur del alma”.

Homenaje al Compañero Ricardo Blanco
En línea, Sitio de Sutel (Sindicato Unico de Telecomunicaciones), 20/04/2012:
Homenaje al Compañero Ricardo Blanco
***
***
Fotografías, créditos:
(1) SUTEL. 25 años de Sutel, Montevideo, 2010. Versión en línea (formato .pdf):
SUTEL. 25 años de Sutel

(2) Presidencia de la República Oriental del Uruguay. Sitio oficial, página:
Hallazgo de restos humanos en el Batallón 14 de Toledo - 15/03/2012

(3) Presidencia de la República Oriental del Uruguay. Sitio oficial, página:
Hallazgo de restos humanos en el Batallón 14 de Toledo - 16/03/2012

(4) Memoria para armar. Galería de imágenes: Las tejedoras, página:
Las tejedoras
***

Mural en la sede de Sutel (marzo 2011)
***

UN BRINDIS AL 2012

PANTALLAZOS DEL PUENTE
UN RINCONCITO DE LA PALABRA,
LA MIRADA Y LA MÚSICA
***
UN BRINDIS AL 2012
***
CICLOS ESPIRALADOS

EMPEZAR OTRA VEZ

Nuestro solo derecho es empezar otra vez
bajo la luz del sol sereno

Juan Gelman, Otras partes

Quien se limita a contemplar no tiene hambre,
no se acuerda de sí, de sus raíces,
ha olvidado a su madre, se limita a buscar información.
Le pasó lo más terrible: no desea.
El deseo es necesidad de cambiar lo contemplado
para mezclarse, darse.

Juan Gelman, Interrupciones 2, Seix Barral, 1998, p. 36
***

(1)

RUEDA QUE RUEDA

Tira que tira,
el niño,
para el cielo
a la tierra traer,
tira que tira,
la cometa,
para la tierra
al cielo llevar.

Boga que boga,
el barquito,
para horizontes
en la fuente abrir,
boga que boga,
el capitancito,
soñando su fuente
hecha mar.

Rueda que rueda,
al compás niño,
todos de la mano
y sin tirar,
rueda que rueda,
pañuelitos blancos,
manos y pies libres,
ese es el compás.

***

UNO
Uno, busca lleno de esperanzas
el camino que los sueños
prometieron a sus ansias...


Enlace audiovisual (3’54”):
UNO, TANGO Y DANZA

***

Uno, música de Mariano Mores, letra de Enrique Santos Discépolo.
***

JUGLARES
(2)
***
EL GRITO
Las historias,
nuestras historias,
se narran al anochecer,
junto al fuego,
o en la soledad
y silencio de los campos,
basta que estés tú,
que sabes escucharlas,
y que haya un poco de brisa
que las abrace.

Tu corazón y los vientos
harán de ellas
un murmullo ensordecedor,
un grito.
Deja que tu corazón
las cuente, ...

Háblale del Hombre
a los hombres,
siempre.
Escucha
el grito del viento:
« ¡hombres
que quieren ser hombres! »

Las historias,
nuestras historias,
se cuentan
en el silencio,
¡grítalas
con el viento!

***

UN BRINDIS Y UN ABRAZO
(3)
***
QUISIERA ...
Quisiera que mis palabras fueran
como las vuestras,
que transmitieran nostalgia
por el futuro,
que fuesen, junto conmigo,
sólo un abrazo,
fuerte y pasajero.
Pero, les confieso,
quisiera...
que el querer fuese.


Héctor
***

Indice de las imágenes
(1) Remontando barriletes. La imagen incorpora una obra de Antonio Berni: Juanito remontando un barrilete (1973).
(2) Reflejos de la palabra. La imagen incorpora un detalle de “El beso”, obra de Pedro Figari (sin fecha, en el Museo Municipal Juan Manuel Blanes, Montevideo).
(3) El abrazo. Figura en papel maché perteneciente a la obra “Kit Básico para la fundación de un pueblo”, de Cecilia Mattos y Nacho Seimanas, obra hecha con la idea de compartir comunitariamente la reconstrucción de identidades retomando la iconografía del pintor Pedro Figari. La obra fue expuesta en abril de 2011 en el Museo Figari de Montevideo.
***

HABLANDO DESDE LOS ESCOMBROS
RESUCITANDO

Hablando desde los escombros:
(des)ocultamiento del cuerpo
en fotografías sobre los centros clandestinos de detención en la Argentina.


HABLANDO DESDE LOS ESCOMBROS
por Silvia Kuschnir, Octubre 2010*
Las primeras décadas del siglo XX habrían sido escenario de la culminación de un proceso de empobrecimiento de lo propiamente humano donde, paralelamente al desarrollo de la técnica, el hombre habría ido perdiendo su condición de tal. En palabras de Benjamin: “Una pobreza del todo nueva ha caído sobre el hombre al tiempo que ese enorme desarrollo de la técnica” (Benjamin, Walter, Experiencia y pobreza). Este proceso llegaría a su punto máximo con los intentos de reducción del hombre a la condición de vida biológica, a un mero cuerpo sin voz. El escenario de esta experiencia límite es el campo de concentración. La imposibilidad del testimonio, la destitución del lenguaje, de la historicidad, de la memoria, la reducción de la vida a nuda vida son lo propio del campo. El campo de concentración y exterminio, daría cuenta de la destrucción de lo propiamente humano del hombre.
La política de desaparición de personas en Argentina incluyó no sólo la desaparición física sino el borramiento de esa desaparición en el nivel de las huellas físicas y de las significaciones mediante la normalización de la relación entre el significante desaparecido y un significado que roza el umbral de lo irrepresentable.
En este escenario podemos ver que, desde el interior del campo, se ha intentado luchar contra la desaparición de lo humano y que lo humano sobrevive a los intentos de destrucción.

*Fuente: Silvia Kuschnir, “Hablando desde los escombros ...”, ponencia para el III Seminario Internacional Políticas de la Memoria. Recordando a Walter Benjamin: Justicia, Historia y Verdad. Escrituras de la Memoria. Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, Buenos Aires, Octubre de 2010.

***
a) Enlace con el artículo completo:
HABLANDO DESDE LOS ESCOMBROS

***
b) Elaboración audiovisual de las imágenes anexas propuestas con dicha ponencia.

*Música
1) Rufino,
de Miguel Pose,
interpretada por Camerata Punta del Este

2) Como la cigarra,
de María Elena Walsh,
interpretada por Mercedes Sosa

3) La fuente,
de y por Daniel Viglietti

*Bibliografía y Fotogalerías
Benjamin, Walter, Experiencia y pobreza. Taurus, Madrid, 1982
Benjamin, Walter, “Experiencia”, “Pequeña historia de la fotografía”, en Papeles escogidos (1931), trad. Andrea Nader y Norma Escudero. Imago mundi, Buenos Aires, 2008.
Brodsky, Marcelo (coord), Memoria en construcción. El debate sobre la ESMA. La Marca, Buenos Aires, 2005.
Didi-Huberman, Georges, Imágenes pese a todo. Memoria visual del holocausto, trad. Mariana Miracle. Paidós, Barcelona, 2004.
Luttringer, Paula, “The Wailing of the Walls”, en Society for Humanistic Photography, Projects and exhibitions, Berlin.
Disponible en:
The Wailing of the Walls
Luttringer, Paula, “El lamento de los muros”, en Fotofest 2006, Artists responding to violence, Houston, Texas.
Disponible en:
El lamento de los muros

*Citas
Haiku n° 36
cuando te ríes
mis ojos te acompañan
con lagrimones
Haiku n°60
quién lo diría
los débiles de veras
nunca se rinden
Mario Benedetti, Rincón de haikus, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 2000.
***

No existe documento de cultura que no sea a la vez documento de barbarie.
Walter Benjamin,“Tesis de filosofía de la historia”, en Ensayos escogidos, Ediciones Coyoacán, México, 1999, p. 46
***

Ventanas a lo insólito
[Hay quienes] atrapan lo inatrapable a sabiendas o por lo que después la gente llamará casualidad. ... Mis fotos, en cambio, fueron siempre la réplica amable a lo que había buscado en el instante de tomarlas. ...
Sólo la imagen positiva contiene la respuesta a esas preguntas que son las fotos cuando el que las toma interroga a su manera la realidad exterior. ...
... descubrí rincones misteriosamente reveladores ... rincón de la maravilla, mínima línea de fuga que convertía una escena trivial en un lugar privilegiado de encuentro, encrucijada donde esperaban otras formas, otros destinos, otras razones de vida y de muerte.
Si lo insólito sorprende, también él tiene que ser sorprendido por quien lo fija en una instantánea. ...
Las imágenes reflejan en sus formas más horribles y más extremas la realidad cotidiana del drama latinoamericano, la persecución y la tortura y la muerte que han sentado ahí sus cuarteles de sangre. ...

Otano. 1949
Tenemos muchísimos párpados, y en lo hondo, y perdidos están los ojos.
[…] con grandes pinzas, se ha puesto a arrancar los párpados.
Ay, duele; vaya si duele. Como que hace ver las estrellas.
Los ojos son para ver las estrellas.
Julio Cortázar, Papeles inesperados, Alfaguara, Buenos Aires, 2009. Otano. 1949, p. 391; Ventanas a lo insólito, p. 418
***

Le debo un par de historias,
aunque él no lo sabe,
y se las voy a pagar

A don Alejo Carpentier no lo conozco. Alguna vez tendré que verlo.
Tengo que decirle:
Yo quería contarle, don Alejo, que [en Montevideo] los presos quisieron leer “El siglo de las luces” y no pudieron. ... Cada día uno de los presos se paraba y leía para todos. ... Los guardias dejaron entrar el libro, pero los presos no pudieron leerlo.
Usted les hacía sentir la lluvia y los olores violentos de la tierra y de la noche. Usted les llevaba el mar y el estrépito del oleaje y les mostraba el latido del cielo a la hora en que nace el día y ellos no podían seguir leyendo eso.
Eduardo Galeano, Días y noches de amor y de guerra, Editorial Laia, Barcelona, 1978. p. 112
***

En la historia, como en la naturaleza, la podredumbre es el laboratorio de la vida.
Carlos Marx, El capital, Tomo I (libro primero): El proceso de producción del capital, siglo ventiuno editores, México, Buenos Aires, 1975. p. 1071
***

Enlace audiovisual (11’22”):
HABLANDO DESDE LOS ESCOMBROS.
RESUCITANDO


***

***
* Redición de:
DESDE LOS ESCOMBROS.
NANAS DE LA CEBOLLA, LA CIGARRA Y LA FUENTE


* En relación con este video
Lista de audiovisuales:
OCHO LETRAS PARA LA MEMORIA

***
LISTA DE AUDIOVISUALES: OCHO LETRAS PARA LA MEMORIA



***